¿QUÉ ES EL DIÓXIDO DE NITRÓGENO (NO2)?

El dióxido de nitrógeno es un gas contaminante con efecto sobre la salud de las personas, principalmente en el sistema respiratorio. En períodos de corta duración y a concentraciones superiores a 200 mg/m3 puede ser causa de importante inflamación de las vías respiratorias.

Es la fuente principal de los aerosoles de nitrato, que constituyen una parte importante de las PM2.5 y, en presencia de luz ultravioleta, es uno de los precursores del ozono.

¿DÓNDE SE PRODUCE?

Las principales fuentes de emisiones antropogénicas de NO2 son los procesos de combustión, es decir, actividades de calefacción, generación de electricidad y motores de vehículos y barcos.

¿QUÉ EFECTOS TIENE SOBRE LA SALUD?

Estudios epidemiológicos han revelado que los síntomas de bronquitis en niños asmáticos aumentan en relación con la exposición prolongada al NO2.

El dióxido de nitrógeno y el dióxido de azufre pueden tener influencia en el asma, los síntomas bronquiales, las alveolitis y la insuficiencia respiratoria.

LÍMITES DE PROTECCIÓN

Las Directrices de la OMS (Organización Mundial de la Salud) sobre la Calidad del Aire ofrecen orientación general relativa a umbrales y límites para contaminantes atmosféricos clave que entrañan riesgos sanitarios. Las Directrices se aplican en todo el mundo y se basan en la evaluación, realizada por expertos, de las pruebas científicas actuales concernientes a: partículas (PM), ozono (O3), dióxido de nitrógeno (NO2) y dióxido de azufre (SO2). Las Directrices de la OMS sobre calidad del aire más reciente son del año 2005, actualmente se encuentran en proceso de revisión y está prevista su publicación en 2020.

El límite de la Directriz de 2005 de la OMS para el NO2 es el siguiente:

40 μg/m3 de media anual
200 μg/m3 de media en 1h

Fuente: Guías de calidad del aire de la OMS relativas al material particulado, el ozono, el dióxido de nitrógeno y el dióxido de azufre. Actualización mundial 2005