¿QUÉ ES EL OZONO (O3)?

El ozono a nivel del suelo se conoce como ozono troposférico y a elevados niveles puede producir efectos adversos de consideración para la salud de las personas. Este ozono no debe confundirse con el ozono de las capas altas de la atmósfera, el ozono estratosférico, que constituye la capa de ozono que nos protege de la radiación solar ultravioleta. ¿CÓMO SE PRODUCE? El ozono troposférico se clasifica como contaminante atmosférico secundario, ya que se forma por la reacción con la luz solar de contaminantes como los óxidos de nitrógeno (NOx) procedentes de las emisiones de vehículos o la industria y los compuestos orgánicos volátiles (COV) emitidos por los vehículos, los disolventes y la industria. Los niveles de ozono más elevados se registran durante los períodos de tiempo soleado.

¿QUÉ EFECTOS TIENE SOBRE LA SALUD?

El ozono puede tener efectos principalmente sobre el sistema respiratorio. problemas respiratorios. Debido a su carácter oxidante puede irritar las vías respiratorias, agravar el asma y las enfermedades EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), reducir la función pulmonar y originar problemas pulmonares como enfisemas. El ozono troposférico se considera un importante factor de riesgo en la mortalidad y morbilidad por asma.

LÍMITES DE PROTECCIÓN

Las Directrices de la OMS (Organización Mundial de la Salud) sobre la Calidad del Aire ofrecen orientación general relativa a umbrales y límites para contaminantes atmosféricos clave que entrañan riesgos sanitarios. Las Directrices se aplican en todo el mundo y se basan en la evaluación, realizada por expertos, de las pruebas científicas actuales concernientes a: partículas (PM), ozono (O3), dióxido de nitrógeno (NO2) y dióxido de azufre (SO2). Las Directrices de la OMS sobre calidad del aire más reciente son del año 2005, actualmente se encuentran en proceso de revisión y está prevista su publicación en 2020.

El límite de la Directriz de 2005 de la OMS para el ozono es el siguiente:

100 μg/m3 de media en 8h.

Fuente: Guías de calidad del aire de la OMS relativas al material particulado, el ozono, el dióxido de nitrógeno y el dióxido de azufre. Actualización mundial 2005.