¿QUÉ ES PM2.5?

El material particulado es una compleja mezcla de partículas sólidas y líquidas de sustancias orgánicas e inorgánicas suspendidas en el aire. Las partículas con un diámetro de 10 micrómetros o menos (PM10) se llaman partículas gruesas y pueden penetrar hasta los pulmones. Las partículas con un diámetro de 2,5 micrómetros o menos (PM2.5) son las partículas finas y pueden atravesar la barrera pulmonar y entrar en el sistema sanguíneo. Las medidas de la concentración de este contaminante en el aire se expresan en microgramos de partículas por metro cúbico de aire (μg/m3). Se suele publicar la información como concentraciones medias horarias, diarias o anuales de partículas.

¿DÓNDE SE PRODUCE?

El PM10 se origina básicamente por medio de procesos mecánicos, como las obras de construcción, la resuspensión del polvo del suelo y el efecto del viento. Las partículas PM2.5 proceden principalmente de fuentes de combustión. En algunas zonas, la quema de leña y otros combustibles de biomasa pueden ser una fuente importante de contaminación atmosférica por partículas, siendo la mayor parte PM2.5. En la mayor parte de los entornos urbanos están presentes ambos tipos de partículas, gruesas y finas.

¿QUÉ EFECTOS PRODUCE SOBRE LA SALUD?

Las contaminación por partículas afectan a más personas que cualquier otro contaminante. La exposición crónica a las partículas contribuye al riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y respiratorias, incluso cáncer. Se ha encontrado relación entre la exposición a altas concentraciones de partículas (PM10 y PM2.5) y el aumento de la mortalidad o morbilidad diaria y a largo plazo.

LÍMITES DE PROTECCIÓN

Las Directrices de la OMS (Organización Mundial de la Salud) sobre la Calidad del Aire ofrecen orientación general relativa a umbrales y límites para contaminantes atmosféricos clave que entrañan riesgos sanitarios. Las Directrices se aplican en todo el mundo y se basan en la evaluación, realizada por expertos, de las pruebas científicas actuales concernientes a: partículas (PM), ozono (O3), dióxido de nitrógeno (NO2) y dióxido de azufre (SO2). Las Directrices de la OMS sobre calidad del aire más reciente son del año 2005, actualmente se encuentran en proceso de revisión y está prevista su publicación en 2020. Los límites de la Directriz de 2005 de la OMS para material particulado se orientan a lograr las concentraciones de partículas más bajas posibles.

El valor límite fijado es el siguiente: 10 μg/m3 de media anual 25 μg/m3 de media en 24h

Fuente: Guías de calidad del aire de la OMS relativas al material particulado, el ozono, el dióxido de nitrógeno y el dióxido de azufre. Actualización mundial 2005.